lunes, 19 de abril de 2010

Des-Conectando

Tomando oxígeno, llenando las botellas pulmonares… vuelta a casa. Inmersión en la cruda realidad. Glu-glu-glu… Algún día volveremos, para quedarnos.

El turismo rural es una historieta que aparte de estar poniéndose de moda entre la gente a la que le gusta desconectar de sus problemas cotidianos provocados por el trabajo o los estudios, el stress que provoca una gran ciudad, o simplemente huir de las interminables obras o de la rutina familiar, en una escapada express, findes básicamente aunque como casi todo, esto va a gusto del consumidor, ya que esta modalidad se suele pagar por días de estancia; te proporciona unas sensaciones de aquellas que calan hondo, y que el subconsciente te traerá de vuelta cuando más las necesites, a la vez que te enseña a respetar a la Mother Nature abriéndote los ojos para que te des cuenta, de una puta vez, de lo pequeñísimo hijo de la insignificancia que eres con respecto a ella…
Olor a tierra mojada y a leña ardiendo en una chimenea, sabor a pan cocido en horno de piedra (con tomate, aceite y sal por supuesto) y a vinito de la casa que dicen los médicos que es aconsejable tomarlo con moderación, y dejarse llevar por senderos de aventura visual, guiados por el trino musicado de esos pájaros imposibles hasta donde el río de la vida, siempre sonando de fondo, te lleve… Paco, mi amigo ecologista, lo explicaría mejor, con la naturalidad y la experiencia que requiere el tema.
Esta masía, decorada con un buen gusto exquisito, ofrece al visitante un acogedor rincón donde aparcar la mochila de noche, descansar como un cabrón en una de esas camas antiguas desde las que no se oye ni el susurro de las estrellas que brillan en la oscura noche exterior, tomar una ducha salvaje al día siguiente (que importante es que funcione la regulación de los grifos como diosmonomando manda, je!), e incluirte un desayuno de campeón, ni las migas vas a dejar, para la jornada que te espera por el precio de 75€ x día la habitación doble (ejemplo: 2 personas – 2 noches – 150 €).
Supongo que las habrá más baratas, iguales o más caras, pero la extrema amabilidad de los propietarios, Yolanda y Guillem son una pareja joven que cierto día abandonaron Barcelona y se montaron el negocio trayéndose de la city solo a sus dos críos peques y a sus cuatro impresionantes gatos (que ejercen también de dueños moviéndose por toda la casa a su antojo), además de las maravillas que ofrece su enclave en un radio de acción de 25km (Banyoles, Figueres, Olot, o sur de la France, Perpignan…), hacen de este uno de esos sitios que vale la pena descubrir, disfrutar… y regresar algún día. Seguro.-

IMPRESCINDIBLE :
• Teatre Museo Dalí – Figueres – 11 € x persona
• Besalú – Pueblo medieval ( a 3 km. de la casa ).
• Lago de Banyoles – Se recomienda bordearlo a pie, 2 horas aprox.




FICHA :
· Nombre: Extèmpora
· Dirección : Cal Noi de l´Avi, s/n - Maià de Montcal - Besalú - Girona
· Teléfono: (972) - 59.04.54
· Página Web :
http://www.extempora.cat/




5 comentarios:

  1. No sabes la envidia que me esta provocando el leer esto aquí postrado en una silla mientras aguanto los azotes y latigazos de mi jefe, mas que nada porque me imagino todo ese entorno natural puro y armonioso y poco tienen que ver con el entorno gris y asfixiante en el que me encuentro. Pues parece muy bonita toda esa zona del pla del maia, ideal para perderse y aislarse un poco de toda
    la locura cotidiana.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya sabes, Uve, que tampoco lo tienes tan lejos, ¿no?, llévate buena compañía y a hacer diabluras por allá ;-)
    El enclave es estratégico, entre las comarcas del Empordà, Garrotxa y Plà de l´Estany... mar y montaña a tiro de piedra. Idea tenemos de irnos a vivir a un pueblito de aquellos con el tiempo, we love Girona! espero poder vivir para contarlo...

    Saludos... y a tu jefe que le den!

    ResponderEliminar
  3. Mola Krust, ya veo que te vas animando poco a poco. La verdad es que hay pocas cosas, si es que existe alguna, que proporcione tanto placer a cambio de nada como el contacto con la Naturaleza. Y este año de lluvias intensas ha hecho que esta primavera sea generosa con nosotros aunque no lo merezcamos. La verdad es que para mi el mejor momento del día es el que salgo a pasear y tirar unas fotos. Esas nubes que habia hoy, blancas y esponjosas, de algodón, ese cielo azul, esos olores y colores,...uuuffff,...muy fuerte, e inigualable. Animate V y como dice Krust, un sitio como ese , una buena compañia y seguro que recordarás ese fin de semana mucho tiempo. Hostia Krust , que me haría ilusión oirte decir un dia que os vais a vivir a un sitio asi. Ya llegará. Abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  4. Yo que estoy con un sress, un scuatro, scinco jajajajjaja (chiste viejo!)venìs a refregarme esto? NO ES DE BUEN AMIGO ESTO! jajajajja

    Què buen lugar! justo lo que preciso! Hasta hace un año atràs me hacìa unas escapadas asì y cuando regresaba a la city me preguntaba: què yo hago acà?! Pero lo bueno es poder hacerlo, tomarse esos lindos persmisos, que para los que amammos la naturaleza, sabemos que està coqueta esperàndonos...

    Krust querido, mejor no leo los precios en €, que acà està a valor de $5,20!!!

    Me alegra muchisisìsimo que hayas esa salida tan especial.

    Petonets!!! ;0)

    ResponderEliminar
  5. Bueno Paco, ahí va creciendo la idea. De momento, contactando con el terreno y aprendiendo de la gente que ya ha dado ese paso, imaginando que algún día se podrá disfrutar de un buen libro debajo de un pino en vez de pasarte las horas con el morro pegado a una valla metálica mirando las obras pa ver si crecen... anda que no disfrutaría yo regando un huertito a media tarde!

    Un abrazo doble para tí ;-)

    =====

    ... Cuando te das cuenta que en la ciudad en el fondo nadie conoce a nadie es cuando empiezas a pensar en cambiar de aires, y como bien dices coquetear con la felicidad siempre nos hace sentirnos vivos.
    Ehhhh, que yo solo hablo de precios cuando negocio con cosas que no tienen precio!

    Petonets ;-)

    ResponderEliminar