diumenge, 28 de febrer de 2010

Flashes Gordos

Aprovechando la visita de ayer a la FNAC – El Triangle, como cada último sábado de mes, para invertir unos 50 eurillos en cultura y llenar con lo que se puede una de esas bolsas marrones de plástico típicas de la casa: libros (2), Cd´s (3), peli DVD (1), y revistas (2)… tuve la suerte de encontrar una de esas exposiciones tan interesantes que se montan en el hall de la planta 0, junto al auditorio, totalmente gratuitas y donde casi siempre prima la calidad de las propuestas que se nos ofrecen como bienvenida a este templo del ocio. Felicitar a los responsables de organización de esta empresa no está de más, y me apetece hacerlo, como intento hacer siempre con las cosas bien hechas…
Mary Ellen Mark ( Filadelfia, EEUU – 1940 ) es una de las fotógrafas documentales más prestigiosas y reconocidas del mundo, a la vez que mantiene una carrera paralela como retratista de producción en la industria del cine, en esta faceta se centra la muestra, haciendo lo que los estudios cinematográficos llaman foto fija, algo que se ha convertido en un apasionante documento de la vida tras los escenarios de los directores y actores más geniales y reconocidos del cine de las últimas décadas.
Del 20 de Enero al 28 de Febrero de 2010 ha estado por aquí, uff… por los pelos, ni idea de si es itinerante y visita otras ciudades, pero si veis el nombre de esta mujer anunciando una expo, os aseguro que vale la pena... Para muestra un botoncito de calidad. Dew.-


Woody Allen - Manhattan, USA (1979)Kevin Bacon - New York, New York (2000)
David Bowie - Manhattan - New York (USA)Paul Bowles - Tangier (Morocco) - "El cielo protector" (1983)Marlon Brando: On the set of "Apocalipse Now" - Philippines (1977)Jeff Bridges: On the set of "American Heart" - Seattle / Washington - USA (1991)
Luis Buñuel - On the set of "Tristana - Toledo, Spain (1970)Tim Burton & Lisa Marie - Los Angeles, California - USA (1997)Federico Fellini - On the set of "Satyricon" - Rome, Italy (1969)
Melanie Griffith & Don Johnson - Florida, USA - (1973)
Jeremy Irons - On the set of "Lolita" - Wilmington, North Carolina, USA (1995)Paul Newman - Manhattan, New York, USA (1994)Sean Penn - Manhattan, New York, USA (1983)Christina Ricci: London, England (1999)
Mickey Rourke - "Rumble Fish", Tulsa, Oklahoma (1983)Donald Sutherland - On the set of "Day of the Locust" - Los Angeles, California, USA (1974)Tom Waits - "Short Cuts Portraits" - Los Angeles, California, USA (1993)

dissabte, 27 de febrer de 2010

La viñeta del señor


Fernando Krahn (1935 - 2010 ) - Dibujante -

· The New Yorker
· Esquire
· The Atlantic Monthly
· The Reporter
· La Vanguardia
· El País
· Triunfo
· Por Favor
· Muy Interesante
· Die Ziet
· Stern
· Transatlantik
· International Herald Tribune
· La República
· De Telegraff
· Tages Angeiger
· Nebelspalter


¿Cuánta gente habrá disfrutado con tus excelentes historietas dibujadas en todos los rincones del mundo?. Incalculable, tío. Buen trabajo el tuyo amigo, descansa en paz, gracias por el legado, y hasta la vista. Dew.-

dimecres, 24 de febrer de 2010

Prestigio y reconocimiento

Tengo 56 años. Nací en el Poble Sec (Barcelona) y vivo en Castelldefels. Soy músico: toco el bajo eléctrico. Estoy casado desde hace 35 años y tengo una hija, Angie (26). Políticamente, desearía más equilibrio social y menos estrategia.
¿Dios? A cada momento le agradezco lo que tengo.

Tocó con Miles Davis...!Sí, en el Festival de Montreux de 1991. Aún me parece que fue un sueño...¿Por qué?Tocar a un metro de Miles Davis, con Quincy Jones dirigiéndonos a tres metros... Soy afortunado. Muy poco después, aquel mismo año, Miles Davis moría...El mayor mito del jazz del siglo XX...Recuerdo que, durante el ensayo, Miles Davis entró en el escenario ¡y se hizo entre los músicos un silencio absoluto! Era respeto y reverencia. El silencio que se hacía cuando entraba Camarón en un local flamenco...También tocó y grabó con Camarón..."Calle Real", "Viviré", "Soy gitano", "Potro de rabia y miel"...Sí. Camarón parecía callado y retraído, pero en petit comité era muy gracioso... Me miraba de reojo y me sonreía... Creo que le gustaba mi compañía¿Por qué lo dice?
Grabando él la voz de la soleá "Dicen de mí", sentado a su lado, iba yo pasándole las hojas de la letra, a petición suya.¿Cómo llegó usted al flamenco?El bajista de Paco de Lucía se fue a la mili, y necesitaba uno... El flautista Jorge Pardo y su percusionista Rubem Dantas me recomendaron. Era 1980: lo primero que toqué con Paco de Lucía fue una colombiana, "Monasterio de sal", un dueto de guitarra y bajo... ¡Empecé la casa por el tejado!¿Qué le gustó a Paco de Lucía de usted?Mi intuición, mi ritmo y la rapidez para captar sus notas, y ejecutarlas a mi aire...
¿Y qué le gusta de Paco de Lucía?
Su capacidad para transmitir y controlar sus emociones mediante la guitarra: eso es muy difícil. Puede tocar muy fuerte y rápido y, al instante siguiente, muy lento, delicado, y jamás pierde el tiempo ni el compás.De Lucía se las tuvo con los puristas...Siempre hay resistencias. Y es normal. ¡Tiene que haber de todo! De la tensión entre inmovilismo e innovación salen cosas... Y, en según qué casos, prefiero a los puristas...
¿Y a usted, le reprocharon algo?Algunos al principio recelaban de mí y de mi bajo eléctrico: "El de la guitarra china", "El catalán"; me veían como un cuerpo extraño... Después de grabar el bajo de una bulería en Calle Real de Camarón, Paco vio sonreír complacidos a él sabe quién, yme llamó a mi casa y me dijo: "¡Ya está!".Le aceptaron a usted.
Desde entonces, ser catalán es un mérito, un plus: "¡Imagínate si este tío llega a ser de aquí", ponderaba alguno...¿Cómo empezó?Me gustaba la música, los Beatles... Mi primer compañero musical fue Emili Baleriola, que tocaba la guitarra eléctrica..., y yo escogí el bajo porque tenía menos cuerdas: "¡Me será más fácil aprender!", pensé. Y desde el primer día me apliqué en tocar el bajo... como si fuese una guitarra. Eso creo que me ha singularizado, es mi toque.¿Autodidacta?Sí: sigo tocando de oído y memorizando, apenas leo partituras. Desde los 12 años, tocar el bajo era mi obsesión, mi pasión. Era como estar en una secta: ni discotecas, ni alcohol, ni drogas ni nada, sólo tocar con los amigos. No había nada más importante.¿Talento o disciplina?La disciplina que haga falta para que no se eche a perder el talento.¿Cuándo se estrenó en público?A los 15 años, con mi primer grupo, Crac. Luego vino Máquina, y después Música Urbana, con Joan Albert Amargós, que me adiestró para el futuro que me venía...¿Con quién disfrutó más tocando?Guardo especial recuerdo de una gira en 1982 con Chick Corea y Paco de Lucía: yo estaba en medio de los dos maestros, mediando. ¡Aprendí muchísimo!
¿Qué función tiene el bajo?
El bajo y la batería son la base sobre la que el resto del grupo se sostiene en pie y brilla. Pero yo he tenido la inquietud de ponerme de vez en cuando al lado de los que brillan...¿Cuál ha sido el mejor piropo?"Se me ha hecho corto".
¿Con eso se conforma?
Es mi principal consigna: no fatigar, no aburrir, ¡que deseen volver a escucharte una y otra vez!¿Hasta cuándo estará en activo?Un músico muere con las botas puestas.
Nada frenará sus dedos sobre las cuerdas del bajo, vamos...
Pudo hacerlo un accidente muy grave de coche, hace catorce años... Mira cómo me quedó el brazo izquierdo...Uf, menudos costurones.Tuve rotura del nervio radial del brazo izquierdo. El médico me dijo que le obedeciese si quería volver a tocar: estuve un año rehabilitando músculos, sin tocar, pero convencido de que volvería a hacerlo...
"Querer sanar es media sanación", sentenció el gran Séneca.
Y así fue. Al año volvía de gira con Paco de Lucía. Al principio de la gira, eso sí, omitía el solo de bajo de "Entre dos aguas":los dedos no me llegaban... En los últimos conciertos de la gira, ya sí: ¡ya lo había conseguido!¿Cuál es su sueño ahora, en lo profesional y en lo personal?Seguir creando música, tocando y disfrutando. Nada más. Siento que lo tengo todo. Cada mañana me levanto y digo: "¡Gracias, gracias, gracias!". Que no me pase nada malo me parece maravilloso. Siento cada día mayor gratitud por la cosa más insignificante. ¡Mira hoy, mira qué mañana tan preciosa...!

Carles Benavent - Bajista
Fuente: LA CONTRA - "La Vanguardia"

dilluns, 22 de febrer de 2010

Playoff

Haciendo las cosas bien y con extrema discreción, el Barça ha conseguido ganar la Copa del Rey de Basket 2010 que se ha celebrado este pasado fin de semana en Bilbao, de jueves a domingo se pudo vivir una de esas grandes fiestas del deporte a las que no estamos acostumbrados, con los 8 mejores equipos de la competición y sus respectivas aficiones disfrutando del espectáculo en plena concordia y buen rollito lo que hace de este trofeo algo único en el mundo. Ganas tengo yo de pegarme una farra de estas, partidito de tu equipo y después salir de cenita y copeteo con la afición del equipo rival, haciendo amiguetes y descubriendo la ciudad que acoge el evento, cada año una diferente, socializando en las buenas costumbres que se le suponen al ser humano cuando deja de lado fanatismos y otras inmundicias del vivir…Pitada monumental a los reyes de España a su entrada en el palco para salir en la foto y entregar la copa en la final, ¿y los restantes días de compadreo, majestades?, ¿tenían la agenda saturada o es que no están por la labor de apoyar al deporte de principio a fin?, y una excelente organización por parte de la ACB del evento, traduciendo los mensajes de megafonía en euskera y catalán, otras de las lenguas oficiales que conviven en el estado español, ¿o no?, además de la respuesta del público batiendo el record de asistencia en una final y dejándolo en 14.814 caperucitas multicolores ilusionadas en llenar la cesta de gloria.
Una final entre el Real Madrid y el Barça siempre es algo más que un partido, por diferentes motivos que serían muy largos de analizar, cuando uno presencia al presidente Florentino mandando mensajitos de móvil en el palco durante la disputa, ausente en educación, el mismo señor que ha redoblado esfuerzos en hacer un buen equipo de mercenarios y triplicado presupuesto respecto al rival al que se enfrentaba; se siente bastante dispuesto a correr con los suyos, poniendo tapones cuando atacan los malos y “matando” la canasta rival cuando te dan la oportunidad de hacerlo. La diferencia en la pista fue sencillamente brutal, un chorreo del copón (je!), Xavi Pascual (técnico de la casa) le ganó la partida táctica de los banquillos en todo momento al laureado Ettore Messina (que se disculpó por sus errores diciendo que un partido tan duro y físico no era para que lo jugara Bullock, graciasssss por el regalito aunque creo que no hacía falta…) .

El vestuario de Xavi es una auténtica piña formada por 5 jugadores catalanes como columna vertebral (Navarro, Trías, Rubio, Sada y Grimau), acompañados de excelentes trotamundos del basket que han sabido darse cuenta de lo especial del club al que representan: Basile, Lakovic, Ndong, Morris, Lorbek y Mickeal. Y por supuesto del gran Fran Vázquez, elegido MVP del torneo con todo merecimiento. Tienen tanto talento como autoexigencia, y muchas ganas de divertirse que es el elemento principal que hace que un deporte sea entretenido, además de motivación para seguir trabajando: líderes en la ACB y con la final four europea como máximo objetivo de la temporada.
Es muy difícil pero si siguen haciéndolo así de bien lo conseguirán. Enhorabona, nois. Visca el Barça! Tampoco quiero olvidarme de felicitar a todos los participantes, que si joder que es lo más importante, y que siga el espectáculo…
CUADRO DE HONOR

Cuartos de Final
P.E. Valencia – A. Estudiantes: 75 – 73
F.C. Barcelona – C. Sevilla : 77 – 72
Bizcaia Bilbao B. – C.L. Baskonia : 62 – 75
Real Madrid – DKV Joventut : 90 – 82

SemifinalesP.E. Valencia – F.C. Barcelona : 64 – 72
C.L. Baskonia – Real Madrid : 50 – 78

Final
F.C. Barcelona – Real Madrid : 80 - 61

divendres, 19 de febrer de 2010

Infinito emocional

Si en un combate de boxeo imaginario sentáramos en el rincón de la derecha a la ciencia y en el de la izquierda a las humanidades, probablemente todos nosotros nos decantaríamos por uno u otro adversario cuando quizás lo ideal sería observar la batalla desde la neutralidad, dejarlas a ellas (así en femenino, ya que todo parece indicar que el No future que vende el género masculino ya ha agotado todo su arsenal de ideas, y se va a escribir en letra rosa y redondita, adornada con bucles procreativos a partir de ya) que se den de hostias y se tiren del pelo, para después vitorear a la ganadora evolución, sin intentar intervenir para separar lo indivisible de la disputa.
Esto es un poco lo que uno siente después de leer esta demoledora obra, y es que desde la primera página te sube al ring de tus propias ideas elementales, con los calzones de la nobleza masculina bien ajustados en torno a la cintura, y empieza a atizarte sin concesiones por todos lados, uno intenta defenderse e incluso abandonar (esto es de cobardes, y más cuando te enfrentas a una obra maestra de la literatura), pero solo consigue dar puñetazos al aire viciado por todos esos tabús individuales que marcan nuestra piel sudorosa como tattoos de vergüenza, mientras busca instintivamente las cuerdas protectoras del vientre materno o del coño de peluche de nuestra convivencia (Que importante me parece el personaje de Janine, la madre que parió a esos dos monstruos de personaje que son Bruno y Michel, al igual que Annabelle o Cristiane, que son las mujeres que los soportan…). Con esta sensación de derrota irreversible, y sin emitir prejuicios de valor, intentas capear el temporal como buenamente puedes, o te deja la pluma de Houellebecq, esperando con ansiedad que la próxima embestida no te reviente los tímpanos antes de escuchar la campana redentora que te permita tomar aire en tu rincón de miedo antes de afrontar el siguiente asalto en forma de capítulo final.

Cuando mi compañera de viaje terr-astral, que quizás sea la única persona que tiene la llave que da acceso al interior de mi psique, me preguntaba hace poco aquello de “¿Qué te pasa, te noto muy raro estos días?”, mientras limpiaba con la esponja del cariño las múltiples heridas de mi alma atormentada, solo pude acertar a contestar: “es que el libro de Houellebecq me está haciendo mucho daño…”
Quedan ustedes avisados, no puedo recomendarlo a mentes frágiles, aunque me gustaría hacerlo, porque sin duda les puede destrozar su estancia en la vida, y no solo a las personas que andan paseando por la cuarentena de sus ciclos vitales rozando el ecuador de la existencia, que son los que resultaran peor malparados al caminar de la mano de estos hermanos coetáneos; sino a los que ya lo han traspasado e incluso a los que se dirigen desprovistos de inocencia veinte-treinta genária hacia su entrada en la edad adulta, adultera, sin vuelta atrás…
Abre la mente, abre las piernas, pon el lóbulo, pon el culo, e intenta no besar la lona antes de que todo acabe, porque en cuanto empiece la fatídica cuenta atrás: 10,9,8… es posible que tu estado comatoso no te deje levantarte de nuevo a lustrarle los bordes redondeados al cero del futuro clonado. Imprescindible.-

dijous, 18 de febrer de 2010

Aleluya... y cada uno con la suya


Que el circo del amor es el mayor espectáculo del mundo creo que es algo sabido, con sabor a vencido, pero sepan todos ustedes que lo sublime de su encanto es llenar una carpa de auto estima de choque, guardarse un as en la chola, acostarse en un mar de sensaciones y volver a levantarse con ganas de rock and roll.
Lo demás son las cosas del querer, evolucionar… vencer.-



Comienza el espectáculo, imaginando
las partes más privadas de tu anatomía,
rogando ofertas a los dioses de rodillas.
Continúas con miradas asesinas
de felina ofendida,
encantada de conocerte,
elevando la frente.

La química en peligro
y el vestido, de pecadora profesional.
De puta o de beata,
encantadoras ambas.
Dime con quien andas,
te diré con quién acabas

Anidando liendres.

Te entregas a los dioses.
A los hombres no los nombres.
Al menos esta noche,
perderás la intimidad.

La discreción es una gran cualidad
que escasea en estos días
de amores de revista de papel cuché.
La oferta y la demanda, es la que manda,
y tal como anda la santa madre,
más vale tarde que mañana.
Que no se te vaya la gana
ni el murmullo del ron,
que podemos hacer tanto amor estando juntos

Anidando liendres.

Sería absurdo, tal como está el mundo,
desperdiciarnos así,
que para la guerra tenemos a Bush.
Para la paz estamos los voluntarios,
misioneros del pubis y el brasier,
peregrinos de princesas sin castillo,
caballeros del santo grial
y de la gran cruzada,
siempre inacabada de tu causa.
No seas falsa, que no lo eres,
y entrégate a los placeres,
que no son sólo míos,

Anidando liendres.


diumenge, 14 de febrer de 2010

La mano derecha de Dios

Situación: 1913, víspera del inicio de la I guerra mundial. Localización: un pequeño pueblo del norte de Alemania. Objetivo: Radiografiar la psique del pueblo alemán. Valores imperantes en la sociedad reflejada: El peso expiatorio de la religión, las relaciones humanas (hipócrita provincianismo puritano del mundo adulto que siembra la semilla educacional que 20 años más tarde brotaría en la infame y apestosa infantería nazi que aterrorizaría al mundo con su yugo absolutista).
Con todos estos mimbres y filmando en un espectacular blanco y negro (de tal pureza que duele la retina al observar como esas preciosas postales son pisoteadas por elementos humanos de la calaña del barón, el pastor protestante, o el médico por poner algún ejemplo de la jerarquía aldeana que somete al campesinado libre); Haneke consigue hacer una interesante película, fría como la nieve que cubre los campos de las bucólicas afueras y caliente como el palpitar de las tensiones que suceden puertas adentro de cualquiera de las moradas del pueblo. Con evidentes referencias a grandes clásicos del cine (a mí me ha recordado desde “Village of the Damned” de W.Rilla a “Fanny y Alexander” del maestro Bergman, e incluso al soberbio “Dogville” de Von Trier…), pero aplicando su personal estilo de filmar, tan lineal como contundente, a la vez que extremadamente minimalista en su perfección; obtiene como resultado una cinta negrísima (je!), digamos de género bipolar ciencia ficción-terror, muy lograda en cuanto a lo técnico (esa exquisita fotografía merece por si sola ir a verla), bien interpretada por todo el casting de actores desconocidos para mí, que queda grabada en la memoria como un admirable intento de filmar una obra maestra del denostado cine de autor, esta es una película europea por sus cuatro costados apaleados y me temo que incomprendidos, que da mucho que pensar y aún más para reflexionar sobre ese pasado no tan lejano que marcó su estigma en nuestra condición humana, este presente en que deberíamos aprender a educar a las nuevas generaciones que se incorporan a la vida con el lastre de la herencia que les vamos a cargar sobre sus inocentes y puras espaldas, y ese futuro que vendrá a llenar nuestros castigados corazones mediante el atroz castigo de intentar evolucionar sin cometer más errores, transcender, o simplemente… ser.

Sr. Haneke, modestamente yo hubiera otorgado el derecho de narrar la historia, con esa voz en off que conste en acta no molesta en absoluto, como observadora, y sufridora, en primera línea a la joven Klara en vez de al maestro, que queda claro que esta en el bando de los adultos al no aportar aires nuevos en la educación de los peques mientras intenta beneficiarse a una jovencita de 16 años (muy buena la escena, entre otras grandes que tiene la peli, en que el padre de Eva conversa con el pretendiente de su hija…), asimismo he echado en falta una banda sonora en toda regla, disculpe acabo de enterarme que usted nunca utiliza este recurso, que enfatizara todavía más un trabajo que por la extremada belleza de sus imágenes, y la áspera dureza de los temas que se tratan, podría haberse llenado con las notas musicales de esos grandes compositores de música clásica que siempre tuvo su país, y el vecino austriaco que también formó parte fundamental del marco de la historia que se nos cuenta, por cierto, ¿es usted alemán o austríaco? A pesar de estos leves matices personales, felicidades y desearle que gane ese Oscar que servirá para que muchas más personas puedan disfrutar de esta estimable película.-



"La cinta blanca" - Michael Haneke (2009)

dilluns, 8 de febrer de 2010

Reflejos

Siempre me han fascinado estos actores puestos en movimiento con cuerdecitas o varitas mágicas, manejados por titiriteros que actúan al aire libre escondidos tras las bambalinas de la timidez. Nosotros también somos un poco eso, aunque hechos de carne y hueso a diferencia de los muñequitos de madera y tela marinera.
Los charlatanes de feria que manejan los hilos del sistema, y que se amagan tras anónimos rostros, han conseguido deslumbrarnos con retales de retórica barata y discursos expresados en nombre de la evolución cultural, a la mayor gloria caduca de la figurita de chocolate salado servida en bandeja de latón y aderezada con el sabor perenne que otorga el gran carnaval de la condición humana.
Teatrillo de guiñoles que te guiñan un ojo amistoso mientras te clavan el puñal asqueroso de la discordia por la espalda. Esto es poco más o menos, lo que siento al observar, desde mi humilde, morada lo que se representa en las explanadas medievales (tú vales más que la media, je!), de las grandes comunidades virtuales, castillos infor(males)matizados, donde el público expectante aplaude atronadoramente en medio de un diálogo interesante que nunca me dejan escuchar del todo bien, allá donde la sonora carcajada estalla sin gracia haciéndome desgraciado porque interpreto seriedad en alguna escena de las que se representan; mientras los muñecos de trapo se esconden para estudiar su siguiente movimiento, apareciendo de nuevo en escena con hilillos de voz ausente para reclamar un poquito de nuestra atención. Céntimos de propina en la hucha de las vanidades. Un respeto al artista, y silencio por favor. Esto me llega más… mucho más. Nunca deberíamos perder la trágica sensibilidad que se le supone a nuestra humana condición. Hasta Lueguito.-



Kristof Kieslovsky – “La doble vida de Verónica” (1991)
B.S.O. - Zbigniew Preisner – “Les Marionettes”


dijous, 4 de febrer de 2010

El francotirador de las letras

J.D. Salinger dejó de existir el pasado 27 de enero de 2010, de hecho hacía mucho tiempo que había dejado de hacerlo, al menos de cara al jodido mundo exterior, cuando decidió encerrarse a cal y canto en su mansión de New Hampshire durante más de 50 años, justo los que van desde la publicación (1951), y posterior éxito mundial, de su guardián entre el centeno, y algunos relatos cortos y artículos que andaban en edición o había publicado en diversos medios, acompañado de sus legendarias ventas: 70 millones de ejemplares en todo el mundo, que le permitirían vivir de rentas durante el resto de su vida. Legiones de lectores de diversas generaciones que se apuntaron a la rebeldía cínicamente incorrecta que supura esta colosal obra. 250.000 ejemplares, de libro y de persona que lo lee por año que transcurre, salvando el puente ideológico entre estos siglos que nos han tocado vivir, o digamos existir…
Nada ha trascendido sobre él autor durante este tiempo, apenas un par de fotografías y muchísima leyenda en torno a sus actividades y sobretodo a su vida privada, quién osaba traspasar los muros de su incomunicación autoimpuesta se encontraba con una querella en el buzón a la mañana siguiente. Más que respetable me parece perfecto que así sea, la privacidad pertenece al individuo y solo él tiene el derecho de divulgarla… a quién, y cómo, le plazca.
Entre tantas curiosidades que (in)conformaron su vida, y que recomiendo investiguen los amantes de la mitomanía, me llama poderosamente la atención lo que ocurrió una fría mañana del 8 de diciembre de 1980 en una librería de New York, cuando el perturbado Mark David Chapman entró a comprar un ejemplar de “The catcher in the rye”, y lo leyó de un tirón sentado en un banco de Central Park antes de dirigirse al colindante edificio Dakota para asesinar a balazos a John Lennon, escribiendo en esas paginillas en blanco que tienen los libros al inicio, reservadas a las dedicatorias o apuntes varios, antes de sumergirse en el placer de la lectura: “Esta es mi declaración” y continuó releyendo tranquilamente alguno de sus extraordinarios pasajes hasta la llegada de la policía…
En una de sus escasas apariciones públicas en una entrevista para The New York Times declaró Salinger: “Me gusta escribir. Amo escribir, pero escribo sólo para mi mismo y para mi placer”. Onanismo mental en su máxima expresión me parece a mí, en todo caso respetable decisión, ahora no quiero ni pensar en todas esas letras que han quedado escritas y que no me cabe duda que saldrán a la luz pública algún día, movidas por esos execrables intereses comerciales que el propio Salinger aborrecía…
En mi opinión, el autor vivió y murió (a Phoebe pongo por testigo de que no husmearé en la ultratumba de lo que su autor no quiso compartir) como decidió hacerlo, en plena libertad de elección, sin embargo nos ha dejado un personaje que ya está bañado en el aura de inmortalidad que merece, y cuya actitud rebelde e incomformista nos acompañará el resto de los días que nos quedan en el insondable reino de esta Tierra yerma: Holden Caulfield.

Siempre me han maravillado los artistas, sean de la disciplina que sean, que a modo de francotiradores, un único disparo preciso y directo en forma de obra inmortal, alcanzan la diana de la posteridad, no cabe duda que entre los escritores este es el ejemplo más notorio, ¿para qué escribir más? supongo que solo haciéndolo a modo de pasión individual, huyendo del entretenimiento colectivo, cabe la posibilidad de superarse a sí mismo... o morir en el intento.-

dimarts, 2 de febrer de 2010

Aspira fuerte el napalm




“Esto va a comenzar, vaya mirada que están cruzando los púgiles. Suena la campana y comienza el combate…”




El artista de cabaret mira desafiante a las caras de los que han pagado cero y se aprestan a disfrutar milyuna, como cabras en la fiesta local nada es imposible y todo lo que pasará después es relativamente incierto. Todavía sigue abriendo alguno de sus conciertos con esta semidesconocida pieza. Presionando…
Incienso en la extrema atmósfera que siempre preside esa ciudad, contradictorios soles que pelan y fríos que queman, detrás del escenario y girando a la izquierda de la falda de la Pili, ya está la entrada del Tubo, enciende una vela y pasea…
En este “Flamingos”, se gesta la semilla creadora que después brotaría en su máximo esplendor en “El viaje a ninguna parte” una vez Enrique se hubo encontrado a sí mismo cuando andaba perdido por Centroamérica en busca de experiencias, o de inspiración, que viene a ser lo mismo. No hay que ser socio exclusivo del Club para disfrutarla, supongo.-

Ver Vídeo: AQUÍ