martes, 5 de enero de 2010

...Y Wendy creció

No pienso criticar el pan de payés con el que esta señora de las letras creció bajo el brazo tostado de sol mediterráneo. Sus señores padres tuvieron dos hijos y un bollo o chollo para cada uno, dos editoriales: Tusquets y Lumen, que han hecho mucho, pienso, por el mundo de la literatura en este país...
Me ceñiré a esta novela, deslumbrante debut según muchos críticos además de traducida a varios idiomas, con excelentes comentarios favorables en todos y cada uno de los países en que se ha publicado. ¿Conexión editorial globalizada?, la pela es la pela dice el típico tópico catalán...
Escrita con una riqueza de matices fuera de toda duda, creciste entre libros Esther, y eso se nota, su historia transmite una sutilidad francamente fascinante en algunos de sus pasajes, turbadora en ocasiones...

¿Qué es la felicidad?, parece proponernos la autora desde el punto de vista de unos personajes encantadoramente complejos, autodestructivos y utópicos a la vez, cuasi que no pluscuam perfectos, imposibles, inestables, humanos. La búsqueda del tan cacareado “amor de verdad”, nos lleva a escenarios tejidos por hilos de finísima ironía competitiva: la traición está a la vuelta de la esquina, tu ser amado se convierte en tu enemigo, apuñalas y abrazas, eres torpe, eres cariños@, eres fals@...
Imposible no hay nada Esther, se trata de apostar por el diálogo en la pareja como fuente de riqueza impagable, un trago de crecimiento mútuo exento de cloro y de sal en las heridas de tu mar propio e ideal, que ya no es el mismo... Y tu escrito carece del más mínimo diálogo entre los protagonistas, y conste que no discuto tu voz en off que nos pasea por la orilla de la duda con una brillante exquisitez; prometo bañarme otra vez en tu novela, ya hace tiempo que la leí y mis recuerdos son confusos, como la neblina que baña el amanecer junto a la costa del olvido...

En algún sitio leí que vives en Cadaqués, ese mar que nunca es el mismo de todos los veranos, que siempre es más hermoso todos los inviernos, paseando a tus perros por la playa, sin duda has escogido un mar salvaje y bravo, como las insondables penumbras de Clara, tu protagonista. Nítida y oscura = contradictoria.-

6 comentarios:

  1. Interesante libro seguramente, porque esta mujer es una gran escritora. Hermana de otro Tusquets (arquitecto él y muy bueno) representan un momento importante de la cultura barcelonesa. Juntos montaron la editorial y ella ahora escribe libros más maduros, e igualmente sugerentes. ¡Feliz Año, Jose! Estoy intentando con algo de esfuerzo, escribir y sobre todo descubrir los entresijos de los blogs... Besos

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el libro, Cris, y también me lo parece la señora que lo parió. Se que ha escrito algunas cosas más, con muy buena pinta, aunque yo solo le he leído este... Te sumerge en la historia con una sutileza impresionante y con una riqueza de vocabulario tan "densa" que podría incluso parecer pedante (sin diálogos además, que es lo único que le puedo criticar a este argumento donde quizás se imponía "escuchar" el sentir masculino en debate abierto y respetuoso con Clara); si no fuera porque te das cuenta que escribe con muchísima propiedad, en un castellano riquísimo en vocabulario. Por ejemplo, abro el libro en una página cualquiera y leo que habla sobre la tinta roja de un boli, pues bien, la metáfora que utiliza es: "roja como la sangre sobre el alféizar de la ventana de una reina triste".
    Una novela extremadamente sensual y muy pero que muy femenina, seguro que te gustará...
    De las andanzas del hermano ni idea, pero veo que entre colegas os seguis la pista ;-)

    Besos.-

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota del libro y sigo paseando por aquí.
    Coltrane es pura maravilla, Jethro Tull ha sido un reciente descubrimiento que me tiene fascinada...

    Saludos :-)

    ResponderEliminar
  4. El maravilloso mundo de la literatura, necesitariamos varias vidas para descubrirlo, y yo voy con muuuucho retraso. Acabo de leer en el periódico que anoche ganó el Josep Pla una novela de Llucia Ramis, una mallorquina que no conozco, con la novela "Egosurfing" que por lo visto va sobre la egolatría consistente en buscar en internet aquello que se dice de uno mismo... uff, pinta interesante! Del premio Nadal, que también dieron ayer ya me fío menos...
    Coltrane, Jethro Tull... y Tarantino, raritos somos!

    Bienvenida, Merce ;-)

    ResponderEliminar
  5. En la web de intercambio de libros lo he visto, después de leer tu entrada lo pediré...

    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Espero que el mismo mar de todos los veranos vuelva a llenar de arena y sal tu tacita de plata, Bohemia... vaya, que te guste!
    Cádiz, puerta de entrada o de salida a este Mare Nostrum de letras de los libros.

    Resalu2.-

    ResponderEliminar