dilluns, 21 de setembre de 2009

El oro de Polonia

Lo consiguieron los chicos de oro, después de 6 finales de Eurobasket perdidas a lo largo de la historia ayer tuvo que ser esta impresionante generación de jugadores quién lograra ganar el penúltimo reto que les faltaba después de ser campeones del mundo en Japón 2006 y subcampeones olímpicos en Pekín 2008, ahora solo queda ganar el oro olímpico, la próxima oportunidad en Londres 2012, yo creo que van a llegar algunos de estos y otros jóvenes que vienen por detrás, parece ser que se trabaja bien desde la federación y que el Basket se ha consolidado como segundo deporte nacional…
Desde que se juntaron por primera vez en 1999, ganando la final del Mundial junior a la todopoderosa EEUU, empezaron a sonar los nombres de aquellos mocosos que empezaban a despuntar en esto de la canasta, allí estaban unos imberbes Pau Gasol (elegido MVP del torneo y en mi opinión el mejor pivot del mundo), Juan Carlos Navarro (la puta bomba que te cose a triples a la que lo dejas solo, el gran capitán), Felipe Reyes (uno de los jugadores mas generosos que yo he visto jugar, todo entrega), y Raúl López (un base que siempre está ahí cuando se le necesita). Vaya, que la columna vertebral del equipo lleva diez años jugando junta y se conocen a la perfección.

A partir de ahí han ido surgiendo una serie de jóvenes que nacieron rondando el boom de la famosa plata conquistada en Los Angeles 84 (que grandes jugadores aquellos Epi, Solozábal, Corbalán, Fernando Martín, Jiménez…), y que ya empiezan a ser considerados como futuras estrellas mundiales, algunos de ellos jugando ya en la NBA que con su red de ojeadores extendida a través del globo no deja escapar a ninguna de estas futuras promesas. Jugadores como Rudy Fernández que desde su posición de “3” se ha partido la cara con gente mucho más alta y experimentada que él, Ricky Rubio que tuvo la gran responsabilidad de suplir al lesionado Calderón y lo bordó con 18 años que tiene el angelito, Sergio Llull o el futuro de los tiradores con responsabilidad, Marc Gasol el peque de los Gasolinas combustible bajo los aros pedazo jugador con un par, Jorge Garbajosa el viejo lobo que siempre está ahí la veteranía es un grado o Alex Mumbrú que se llevó su pedacito de gloria en el que quizás sea su última batalla grande.Tras un torneo irregular donde fueron de menos a más, pasando incluso apuros de clasificación, ayer ganaron la final a Serbia con insultante autoridad, casi un paseo para coronarse a la séptima oportunidad como Campeones de Europa, rozando el séptimo cielo vaya.
Felicidades, chavales!


ESPAÑA 85 - SERBIA 63