viernes, 21 de agosto de 2009

Coma de pronóstico reservado

A veces hacemos paréntesis en nuestras vidas que nos permiten tomar aire y buscar la inspiración divina que nos haga volver a la senda de la que nos apartamos un día en busca de descanso, reorganizar ideas para ponerlas en práctica con resultados que nos hagan creer que aún tenemos algo que decir, Tarantino pasó seis largos años sin dirigir tras la interesante e incomprendida en su momento “Jackie Brown”, antes de abordar esta colosal obra de culto y homenaje al cine de entretenimiento en mayúsculas.
Particularmente, esta película en su conjunto me parece el mejor trabajo de este genio del cine contemporáneo, sencillamente magistral y divertida a rabiar, complementadas ambas partes, que intereses comerciales al margen, yo solo concibo como una obra total, en todo caso aplaudo la decisión de mutilar el montaje final que Tarantino concibió en una primera idea, volver a tomarse un pequeño respiro, y subdividirlo en dos partes, que si husmeamos a fondo en sus respectivas propuestas tienen sensibles diferencias en su conjunto aunque un único fin, hacernos gozar desde la puesta en escena donde nuesta chica vengadora elimina a la segunda víctima de su lista, Vernita
Green, en uno de esos caprichosos flashbacks tan bien montados por el director hasta esa soberbia escena final entre Thurman y Carradine, ese sentido homenaje a la venganza como motor de nuestras vidas destrozadas por el dolor, ni perdonamos ni olvidamos…
Se ha escrito mucho sobre esta obra, a mi me gustaría homenajear al excelente elenco de actores sin cuyas memorables interpretaciones esta película podría no haber superado el cada vez más infranqueable listón entre una película de consumo ligero y una obra maestra con todas las de la ley; no se me ocurre otra actriz capaz de asumir la responsabilidad de hacernos creíble el personaje motriz sobre el que gira la acción, esa Beatrix de apellidos Mamba Negra, tan rica en matices sensitivos y físico-filosóficos, solo podía hacerlo Uma Thurman y lo bordó…
En cuanto a los miembros del escuadrón asesino Víbora Letal, Viveca A.Fox (Vernita) tiene el honor de ser la primera en reencontrarse con su antigua compañera de fatigas en un deslumbrante enfrentamiento delante de los ojos de su propia hija, aquí nos muestra Quentin el verdadero significado del tan cacareado “amor de madre”, Lucy Liu(O Ren Ishii)
tiene varias de las mejores escenas de la película en toda la parte filmada en Japón así como en ese imprescindible anime donde conocemos los orígenes de esta letal asesina, Michael Madsen (Bud) o como demostrar de lo que es capaz de hacer este excelente actor cuando le dan un papel en condiciones, para la posteridad todo lo que sucede en esa caravana enclavada en mitad de ninguna parte, y Daryl Hannah (Elle Driver) una de las criaturas más terroríficas que un servidor ha tenido oportunidad de ver en una pantalla de cine, como descansé en la butuca cuando se nos pira al otro barrio, ¿alguien ha olvidado esa escena?, víbora entre serpientes de cascabel lamiendo dólares con sus lenguas viperinas, y David Carradine (Bill), en el papel por el que sin duda pasará a la historia del séptimo arte y su indiscutible buen gusto a la hora de deleitarnos con su manera de soplar la flauta. Y todo esto sin olvidar al excelente equipo de personajes secundarios, desde la siniestra Sofie Fatale hasta el maestro de las katanas Hatori Hanzo, pasando por esa subyugante Gogo Yubari vestidita de colegiala y con licencia para matar, ni se te ocurra intentar ligar con ella, jeje!
¿En qué género podemos encuadrar esta obra?, cine de aventuras, cine de artes marciales, western crepuscular, cine musical (esas estupendas coreografías en las escenas de lucha...), o nos agarramos a la trama dramática del transfondo de la historia o la llamamos comedia de situación con el mundo como escenario, o la bendecimos como cine de autor (esos fascinantes encuadres dentro de la pantalla…), o nos dejamos de etiquetas y lo llamamos CINE DE VERDAD, así sin concesiones.-


"Kill Bill " - Quentin Tarantino (2003/2004)

3 comentarios:

  1. Krusdt, yo de cine...nada...Sòlo aquellas pelis romànticas en las que lloràs hasta decir basta! Y bueno...què le voy a hacer, verdad?

    De todos modos, me gustò tu manera de describir este film, realmente es como escucharte...
    Ahora, còmo le comen los ratones la cabeza a los hombres cuando aparece alguna srta. vestida de colegiala, eh! jajajajjajaj

    Petonets ;0)

    ResponderEliminar
  2. A mí me gusta lo que has escrito bastante más que la peli en cuestión y que Tarantino que, dicho de paso, me gusta más bien nada, en esto Krust no estamos de acuerdo.
    ¡Buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Esta peli no me hizo llorar, Nora, pero provocó muchísimas otras sensaciones dificilmente explicables con palabras, aunque he intentado expresarlo con ellas, si me escucharas creo que aún te convencería más porque suelo defenderla a muerte contra sus detractores. Los vestiditos de colegiala! prefiero no decir nada de momento, pero me has dado una idea, ya escribiré algo referente a esto...

    Bueeeno Marilia, no se puede estar de acuerdo en todo, a mí ya sabes que me encanta pero entiendo que provoque esa especie de relación amor-odio con el espectador, no tiene término medio, sin él probablemente el cine contemporaneo sería un poquito más infumable de lo que es, salvo excepciones claro está... Por cierto, creo que está a punto de estrenar sus "Malditos bastardos" con Brad Pitt de prota, que fué abucheada en Cannes, a tomar por culo los críticos, a mí me da buena espina, a ver...

    Que paséis un buen finde. Petonets.-

    ResponderEliminar