miércoles, 17 de junio de 2009

Bienvenidos a un mundo mágico-trágico

En algún sitio leí que Murakami es hijo de un sacerdote budista y una maestra de literatura japonesa, además de haber trabajado en una discográfica y regentar un club de jazz, antes de dedicarse a la escritura , con estos mimbres no es de extrañar que consiga recrear ese universo místico mezclado de modernismo que impregna esta obra, donde vuelve a jugar un papel fundamental la casualidad como concepto de destino del ser humano, realmente subyugante la propuesta de arranque, es de aquellos libros que te atrapan desde la primera página, solo hay que dejarse llevar a través de sus multiples veredas, y por supuesto entrar en el "juego" y dejar volar la imaginación... En esto me recuerda bastante a Paul Auster, es una opinión personal, claro que desde una perspectiva oriental, esa riquísima cultura todavía desconocida por mí y que me resulta fascinante...
Las historias de los dos protagonistas principales me parecen realmente interesantes, tanto el adolescente más fuerte del mundo, ese Kafka Tamura extremadamente rico en matices y tan lleno de inquietudes, como el sexagenario Satoru Nakata y su delirante mundo interior, la convergencia de todos los temas que trata el libro, ese encuentro en Takamatsu entre estas dos almas consiguió provocar en mi exigente cerebelo una explosión de sensaciones dificilmente conseguida por otros autores.... Francamente recomendable el gozo que nos proporciona la riqueza de los personajes secundarios: La señora Saeki, Oshima, Sakura, Hoshino...un pelín desconcertante la utilización de iconos populares: Coronel Sanders, Johnie Walker, que a mi entender restan fuerza al universo onírico del autor.
Me encantó esta frase:"Temes a la imaginación. Y a los sueños más aún. Temes a la responsabilidad que puede derivarse de ellos. Pero no puedes evitar dormir. Y si duermes, sueñas. Cuando estás despierto, puedes refrenar, más o menos, la imaginación. Pero los sueños no hay manera de controlarlos."

12 comentarios:

  1. pues murakami mola, al menos lo poco k le he leido (Tokio blues) pero yo stoy mas quedada con Yuko Omishima no sabría decirte porqué pero ese punto samurai de honorable angustia controlada (no sé ni lo k acabo de decir pero bue...) mencanta.
    Ave Krust!

    ResponderEliminar
  2. Chacho, ¡¡¡tú por estos lares!!!
    Yo sólo me he leído "After Dark". Hasta los tres últimos capítulos no me ha prendado el desarrollo de la descripción de los personajes. Unicamente uno, uno que no tiene protagonismo pero deja ir una retahila de emociones encubiertas bajo la tela de los recuerdos que es para transcribir al completo. Quizás no estoy aconstumbrada a tanta quietud, no lo sé. O quizá no he empezado con "el bueno".

    ResponderEliminar
  3. Yo al Mishima lo tengo por descubrir, Alicia, pero todo se andará, buena pinta tiene por lo que he oído comentar...
    Lo que dices de "After dark" es realmente así, Empe, hay momentos de esa noche en Tokio que son para analizarlos enteros en una entrada, mientras avanza el reloj minuto a minuto (o capítulo a capítulo sería más correcto decir), pero he de decirte que no has empezado con el bueno, en mi opinión...

    (Ando por la página 400 de las 900 de "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo", amenazo con hacerle otra entrada porque me está encantando...).

    ResponderEliminar
  4. yo ahora soy incapaz de leer nada k no sean comics y algún post por aki (si no es muy largo) pero cuando se me pase me debo el Kafka, ya creo k x curiosidad de saber si es tan bueno como he oido por todas partes.

    ResponderEliminar
  5. Pos yo creo que te va a gustar si le das una oportunidad, Alice, además es muy comikero y juega con la imaginación de una manera flipante, tanto que te hace ver viñetas entre líneas, como suena.
    Es un poco largo pero te atrapa desde el principio, vaya que se lee de un tirón.

    (Si quieres algo más corto, te puedo pasar un haiku muy chulo que nos ha dedicao una xiqueta a unos cuantos críticos musicales en un blog hermano hace un ratillo :-)

    ResponderEliminar
  6. Ya te comenté que habia leido tres o cuatro de él, estre ellos el que tu estas leyendo, acabo de leer After Dark en inglés y me ha gustado mucho, esta tarde he ido a la Casa Asia de nuevo y he cojido el de Sauce ciego, mujer dormida, luego pillaré el de Kafka. Te dije que me gusta el estilo de este japo,el k te recomiendp (al menos a mi me gustó mucho) es Al sur de la frontera.
    Y... joooooooooooo ... todos teneis vuestro "privé blog"... aqui soy yo la tonta k no se hacer na!

    ResponderEliminar
  7. Me olvidaba... en Japón iré a Kobe, ciudad natal del escritor!!!!! al menos puedo presumir de eso.. jajajaja...

    ResponderEliminar
  8. Carayyy... k cabeza!!!! no he puesto que de Auster tambien he leido varios de él, en ingles tengo, creo, unos tres, los otros los cogi de la blioteca (no puedo gastar mucho en libros si los puedo coger gratis), bueno... creo que de aqui no pongo nada mas.

    ResponderEliminar
  9. A Kobeeeeeeeee???
    Ya me estás trayendo una cerveza de esas con las que alimentan al mejor buey, le bañan con ella también, le adoran con la cebada para que sea eso, la carne más jugosa y tierna del mundo. Ay! Se me hace la boca aguaaaaaaa!!!
    Buey de Kobeee!!! El único sitio que conozco donde lo cocinan es en Madrid. Y claro, no es plan.

    ResponderEliminar
  10. A sus órdenes mi Emperatriz Galactica, si se pueden pasar por la frontera, cuenta con ella!

    ResponderEliminar
  11. Si, mujer. Una cosa es pedirte que me traigas un cacho de buey y otra una cerveza en la maleta. Jajajjajjja

    ResponderEliminar
  12. Auster es el Murakami occidental, uno de mis escritores preferidos contemporáneos, por no decir mi prefe, le he leído muchos pero me quedan algunos más...
    "Al sur de la frontera" lo tengo pendiente junto a otro que atacaré despues de Crónica (aunque leeré a otro autor entremedio).-

    ResponderEliminar